[Puella Magi Madoka Magica] Capítulo 4: Deseo concedido


Disculpad la tardanza, tardé más de lo esperado. Dicho esto, la serie va cobrando un mayor dinamismo, y nos acercamos a otro punto de inflexión. Sin más demoras, continuamos con el atípico anime de Magical Girl. Espero ponerme un poco al día con la serie, que lo merece. Ah, y disculpad el cambio de sexo de cierto personaje en el análisis anterior. Ya lo he corregido. Pero vamos, la androginia de ciertos personajes me puede.

Tras el horror del capítulo anterior, entramos de lleno en el cuarto. Nada más comenzar, la protagonista de la introducción será Sakaya, que va a visitar a su amigo, Kamijo. Este, que ahora sabremos que estuvo tocando música, estará en rehabilitación, por lo que Sakaya se retirará, algo abatida. Por sus declaraciones y sus deseos de hacerle que vuelva a recuperar la movilidad y sensibilidad del brazo izquierdo podemos pensar que le gusta. Además, le llama Kyosuke (su primer nombre). Sin lugar a dudas, Sayaka babea por él, o eso creo.

Como otros capítulos anteriores, comenzaremos el capítulo en la casa de Madoka, que toma el desayuno con pocas ganas. Abatida, triste e impotente se echará a llorar, ante la mirada sorprendida de sus padres. Tras esto, Hitomi, Sayaka y Madoka marcharán al instituto.

Una vez allí, tras un par de escenas superfluas en el desarrollo de la historia, nos encontraremos con Sayaka y Madoka en la azotea. Allí podremos apreciar mejor las personalidades de cada una: Madoka es mucho más sensible e impresionable, mientras que Sayaka, si bien ha sufrido por todo aquello, tratará de consolarla y darle su apoyo. Aquí, por otro lado, podemos entender un poco mejor la situación por la que pasan en estos momentos: dicen que es como si ya “no fuesen de este país”. Los recientes acontecimientos y revelaciones han provocado que su vida de un giro radical. Ellas están al tanto de todo eso de las Brujas, las Grief Seed… mientras que el resto del mundo lo desconoce por completo. Una situación así se viviría en el caso de una persona que no se integra en un grupo social, o en un contexto determinado: las diferencias o distintas visiones de las cosas pueden provocar que haya un distanciamiento entre ambos. En este caso, son Sayaka y Madoka las que viven eso. Kyubey, por su parte, se dedica a observarlas fijamente y tratar de hacer un pacto. Ante la negativa de Madoka, este se marchará. Aquí descubriremos otro aspecto de la vida de las Puella Magi: Se dividen “por zonas” (una ciudad, una región) que deberán proteger. Información extra, nada más.

Esa misma tarde, Madoka regresará al apartamento de Mami. No hay nadie, abre la puerta (prefiero no saber por qué estaba la puerta abierta) y se quedará plantada en medio del salón, llorando a moco tendido. El ocaso se ve a través de las amplias ventanas. Los rayos de luz dorados y anaranjados recuerdan a Mami, que ya no está en este mundo. Igual fue eso lo que pensó Madoka. O igual no. El caso es que, tras esta breve escena, a la salida del bloque, nuestra heroína de pelo color rosa chicle se encontrará con Homura. Una Homura algo distinta, más receptiva, abierta, aunque manteniendo la seriedad que le caracteriza. Tras un pequeño intercambio de palabras, se echarán a andar.

La siguiente conversación nos permitirá conocer mejor a Homura y comprobar hasta qué punto llega la amabilidad y la bondad de Madoka, así como su preocupación por todos los que le rodean. A continuación, Homura afirmará que “Tanta amabilidad puede meterte en problemas peores”. Habrá que ver cómo se desarrolla esto, porque, a día de hoy, Homura parece saber de lo que habla. La vida de las Puella Magi es dura: puedes morir en cualquier momento y, si eso ocurre, tu cuerpo quedaría encerrado dentro de aquel extraño mundo.

Tras esta conversación en la que aprendimos más cosas sobre el pasado de Homura, el capítulo nos situará ahora en el  hospital donde Kyosuke y Sayaka están en ese momento. La muchacha, que hace un esfuerzo por tratar de animarle, verá como todo eso se desmorona, al mostrar Kyosuke (Kamijo) sus verdaderos sentimientos: ya no le gusta la música, y cree que Sayaka se la hace escuchar por fastidiarlo. Su mano inservible se estampará contra el reproductor de música. Sangre, lágrimas y frustración, pero no hay dolor en la mano izquierda de aquel muchacho maldecido por la desgracia. Sayaka vuelve a replantearse lo de ser una Puella Magia, y esta vez, en serio.

Tras este intenso momento, volvemos con nuestra amiga Madoka. Por lo que parece, regresa a su casa. En el camino, se encontrará a lo lejos a Hitomi. Le saluda, pero obtiene una respuesta un poco extraña “Señorita Kaname, ¿qué tal?”. Está poseída. Lleva una de esas marcas que aparecieron en el capítulo 2 en el cuello de aquella empresaria. Hitomi, haciendo caso omiso de Madoka, seguirá caminando. Esta, por seguridad, la seguirá. Tras andar un buen rato (pasan de estar en una zona comercial a estar en un muelle) Madoka verá, asustada, que son muchas más las personas que se están reuniendo allí, dirigiéndose a un mismo sitio. Todos tienen la mirada perdida, andares de zombi y un único propósito aún no descubierto por Madoka. Tras entrar en una nave, se cierran todas las salidas, y Madoka asiste en primera persona a las intenciones de las personas allí reunidas (y poseídas, no olvidemos). Pretenden mezclar dos productos que, en reacción, podrían causar algo muy grave. Desconozco los detalles, y cómo se produciría tal desastre (¿mezclándolos y luego prendiéndoles fuego?). El caso es que Madoka, visiblemente desesperada, tratará de zafarse de la poseída Hitomi. “Todos iremos a un mundo mejor” afirma Hitomi. Aquella marca, aquella Bruja les está instando a que tengan pensamientos suicidas y que los lleven a cabo. Madoka conseguirá zafarse, coger el cubo donde están haciendo la mezcla y arrojarlo por una ventana de la nave. La situación se pone tensa: bajo la luz de la luna, los zombis (pese a que son personas, están poseídos, y se comportan como tal) tratarán de atrapar a Madoka, que profiere una serie de gritos de desesperación. Cualquiera diría que un anime de magical girls pudiese transformarse, por momentos, en un survival horror.

Madoka consigue encerrarse en un cuarto. No obstante, pasará algo aún peor: una Bruja se materializará frente a sus ojos, engulléndola mientras chilla, consumida por el miedo. Volvemos nuevamente a aquel mundo siniestro. Con una ambientación radicalmente diferente, parece como si los televisores que aparecen ahí emitiesen fragmentos de los recuerdos de Madoka, que se culpa por “haber mentido”. ¿De qué mentira hablas? Por más que repaso los capítulos anteriores, no consigo encontrar algo que denotase que “ha mentido”. Pensaré, pues, que lo dice porque tiene un sentido de la culpa brutal, y se culpa de todo lo que ocurra a su alrededor. ¿Mami quizás? Ni idea.

Instantánea inquietante, la verdad.

Tras momentos de tensión en los que su cuerpo se deshace, como si se disolviese, mientras unas “cosas” (llamémosle así) tratan de partirla en varios trozos. A punto estuvo Madoka de morir (al fin y al cabo, murió Mami, ¿por qué no iba a poder morir ella?) pero momentos antes, una chica de pelo azul y capa entra en escena, derrotando a todos los seres y liberando a Madoka. Esta chica, de un par de golpes, consigue destruir a la Bruja. Madoka regresa al mundo real y observa con sus propios ojos a la chica que le ha salvado: es Sayaka.

Todas las personas recobran el sentido: era esa Bruja la que les había poseído. Madoka observa algo atónita a su amiga, ataviada ahora con un traje totalmente diferente, y empuñando una pequeña espada (¿o katana?). Pese a que Sayaka le ha salvado la vida, no parece muy contenta. Al contrario, podríamos decir que parece asustada incluso. En medio de la conversación aparece Homura. Seria, muy seria.

Los siguientes minutos serán de presentación de personajes y sobre la mano de Kyosuke, que mencionaré más abajo, donde suelo colocar las dudas que van surgiendo. Estas serían:

  • ¿Se conocían Homura y Madoka de antes?
  • ¿Por qué Homura no quiere que se creen más Puella Magi?
  • ¿Por qué si Mami y Homura son Puella Magi, se llevan tan mal? Es posible que sea debido a que Homura no desea que se creen más Puella Magi, mientras que Kyubey y Mami desean seguir con esa labor. (CREO QUE ESTA PREGUNTA PUEDE SEGUIR DANDO DE QUÉ HABLAR, ASÍ QUE LA DEJARÉ AQUÍ PUESTA).
  • ¿Por qué surgieron las Brujas? Debe existir algún ente superior que decidiese crearlas.
  • ¿Cuál es el deseo de Homura?
  • ¿Qué otra utilidad tienen las Grief Seed?
  • Esto es ya suposición más que nada: ¿Por qué las Soul Gem expulsan una extraña materia negra que va a parar a la Grief Seed?
  • ¿Qué desearán Madoka y Sayaka? Madoka, ni idea. Sayaka, que Kyosuke pueda volver a mover la mano. Y bien que lo hace al final del capítulo. Pero podrían haber elegido otro plano, que parece que Kyosuke esté tramando algo horrible. O algo parecido…
  • ¿Qué será de Sayaka y Madoka sin la guía que les supuso Mami? Están algo perdidas, pero Sayaka ya ha encontrado algo por lo que luchar.
  • ¿Quién es Kyoko? ¿Por qué Kyubey habla con ella? ¿Y por qué Kyubey parece tomarse con indiferencia las intenciones de Kyoko de vencer a Sayaka?

Publicado el marzo 8, 2011 en Análisis/Reseñas, Anime y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. La parte donde te preguntas que “mentira” ha dicho Madoka. tiene respuesta y es:

    Le dijo a Mami Tomoe que se convertiría en una Magical Girl como ella pero luego de ver lo que le pasó a Mami, se ha hechado para atrás.

    Visto de una forma, le ha mentido a Mami.

  2. Sí, tienes razón. Quizás no me di cuenta en su momento xDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: