[Hanasaku Iroha] Capítulo 5: Esfuerzo y apoyo


Quinto capítulo de Hanasaku Iroha. Las cosas se van poniendo calientes. O al menos, le calientan la cabeza a Minko (para variar). ¿Qué sugerentes posturas podremos ver en este capítulo? Yo ya os lo digo: Ninguna. Y no, esas miradas inquietas de Tomoe y Nako no implican nada sexual, y mucho menos zoofílico. Seguid leyendo.

¿Quién dijo que amar sería sencillo? ¿Quién dijo que todo fuese a ir como la seda? ¿Y los obstáculos? En muchas relaciones puede haber uno o varios impedimentos que dificultan su desarrollo. En el caso de Minko no sería tanto el impedimento como el desconocimiento. La personalidad cerrada de Minko, unido a la diferencia de edad han podido provocar este bloqueo en la muchacha, impidiéndole confesar nada. Por otra parte, como ya sabremos, hemos podido tener conocimiento de las cualidades que, para Minko, hacen de Tohru un joven digno de ser amado. Pero permitidme dudar un segundo, no de los sentimientos de Minko, sino del tipo de sentimientos. ¿Por qué le gusta? ¿Porque cumple con esas cualidades? En mi mente se ha formado poco a poco la idea de un amor “originado por el sentimiendo de querer agradecerle a alguien algo, y por ser esa persona un pilar útil e importante en algún aspecto de tu vida”. Sí, a eso también se le puede considerar amor, pero no dejo de darle vueltas a ese asunto. ¿Un flechazo? ¿Ese sentimiento se fue fraguando poco a poco? Es cierto que, como vemos en este capítulo, el gesto de Tohru de dejar trabajar a Minko en la posada fue un gesto de suma amabilidad. Él lo propuso porque, si bien tiene una falta de práctica bastante acusada, la actitud que toma es la correcta, y la ilusión y empeño que le pone son loables. Quizás Tohru vio en eso una posible vía a través de la cual sí fuese posible llevar a cabo una mejoría de las habilidades culinarias de Minko. A fin de cuentas, querer es poder, ¿no? Por otro lado, aquí sabremos ya por qué Minko trabaja en la posada Kissui: porque su sueño es convertirse en una gran cocinera, y a cuenta de su sueño llegó a enfrentarse con su propia familia. Si queremos cumplir nuestros deseos, tendremos que hacer un gran esfuerzo y defender nuestra opinión. Si uno está convencido de ello, podrá seguir adelante si se lo propone. Y ese creo que será la evolución que podría seguir Minko en posteriores capítulos.

Haga el favor de salir de mis aposentos, maldita meretriz.

En este capítulo también resaltaría la actuación de Ohana ante todo el lío que se ha montado sobre el supuesto traslado de Tohru a la posada Fukuya. Por tal de ayudar a Minko, por tal de hacer que recupere la normalidad (la sonrisa sería mucho pedir, ¿verdad?) se irá hasta la posada “rival” para descubrir que todo fue un malentendido: no se ha ido, sólo ha ido a hacer un trabajillo temporal, debido a la baja de un cocinero en la posada. Ella sólo quiere lo que cree que es lo mejor para Minko: que Tohru permanezca en la posada. Y para ello ha de hacer un esfuerzo. No obstante, en esa actuación creo que también puede haber un cierto “interés” personal por realizarla, entendido el “interés” como forma de conseguir que Minko le haga más caso. Desde los primeros capítulos hemos podido ver que la actitud de Minko hacia Ohana ha sido de indiferencia y molestia total. Y Ohana, como no quiere ver ese panorama y cree poder resolverlo, trata de llevarlo a cabo con todos los medios posibles. ¿Será lo adecuado? Quizás sí, o quizás no. Pero ya hemos visto que este anime viene con dosis de enseñanza, y nos seguirán enseñando muchas cosas más.

Creo que Yuina es su única nieta porque se comió a las otras.

También querría comentar otro de los detalles que he podido ver en el capítulo: la realización de los sueños e intereses personales de cada uno. Esto se ha podido ver claramente en Tohru (que, aunque al final no se fuese, la idea viene a ser similar), y con algo menos de fuerza en Minko (debido a su edad, más que nada). A la hora de querer cumplir un objetivo o llegar a una meta en esta vida, es obvio que vamos a tener que esforzarnos y sacrificar algunas cosas. Estudiantes que han de abandonar su nido para buscarse la vida, pianistas que han de viajar por todo el mundo para dar a conocer su talento y destreza a manos del piano en detrimento de ver más a menudo a su familia, etc. Un esfuerzo siempre conlleva necesariamente un sacrificio de algo en mayor o menor medida. Para Tohru, en el supuesto de que se hubiese marchado de la posada Kissui, ese “sacrificio” sería dejar atrás a la posada que le vio crecer como cocinero, a sus gentes y a su ambiente (aunque por otro lado tampoco es que Tohru se lo pase de muerte ahí, así que…). En cualquier caso, el esfuerzo que conlleva un sacrificio es algo a lo que todos vamos a tener que enfrentarnos en algún momento de nuestra vida.

Finalmente, destacaré la actitud de Minko al final del capítulo, que parece que muestra algún tipo de evolución, al pedirle a Ohana que se invente un mote para ella misma, para que Minko pueda llamarle de esa forma. Si bien al final no le dejó ponerse el apodo, este simple detalle ya nos deja ver un pequeño cambio, una pequeña apertura de Minko hacia Ohana. Esta apertura será, con casi total seguridad, debido a lo que hizo Ohana cuando marchó a toda prisa a la posada Fukuya. Ese pequeño detalle me ha gustado. Quizás Minko pueda hacer buenas migas con Ohana después de todo. El tiempo y los capítulos nos dirán.

Este capítulo nos enseña:

  • Que hemos de luchar por algo que queremos mantener o defender. De lo contrario, podríamos perderlo para siempre si se diese la ocasión.
  • Los malentendidos pueden jugar muy malas pasadas.
  • El esfuerzo por algo conlleva un sacrificio, por nimio que sea. Querer es poder, o eso dicen…
  • La intención es lo que cuenta. Si hay algo que haces mal, intenta mejorar, pero la gente debe tener en cuenta que la intención es muy importante.

Este fotograma es un calco de uno del anime de School Days. Y es muy siniestro.

Y ahora, ronda de preguntas. Aquí resolveremos unas poquitas, y creo que en el capítulo siguiente podremos resolver otras:

1. ¿Por qué se lleva Satsuki tan mal con su madre?
2. ¿Qué sucederá con Kou y Ohana? Ohana parece no estar muy clara por los verdaderos sentimientos que siente hacia Kou. Ella misma se replantea sus sentimientos hacia Kou; ¿es o no es amor?
3. ¿Hay alguna razón por la cual Enishi y Satsuki chocaban un poco?
4. ¿Quién es esa despampanante mujer del coche rojo?
5. ¿Por qué tiene tan mala fama Satsuki en la posada?
6. ¿Por qué Minko es tan fría con Ohana?
7. ¿Qué tipo de problema hubo entre la abuela de Ohana y su madre?
8. ¿Qué ha llevado a la abuela de Ohana a comportarse de esa forma tan fría y rancia? No creo que esa sea su personalidad real. Simplemente, es severa. Si fuese una rancia no creo que sonriese mucho.
9. ¿Podrá sobrellevar Ohana estudio y trabajo?
10. ¿Qué razones llevan a una niña de 16 años como Minko a vivir en una posada? Quiere convertirse en una buena cocinera, y por ello ha recurrido a entrar a trabajar en esa posada, pese al impedimento inicial de sus padres.
11. ¿Por qué Satsuki es una madre tan descuidada en algunos aspectos?
12. ¿Por qué Nako es tan sumamente nerviosa y se entrecorta constantemente? ¿Le pasa algo con Ohana? En el capítulo anterior pudimos verlo, pero se me pasó apuntarlo (Cabeza la mía ^^U). Simplemente, debido a su “miedo” a mantener contacto con gente poco conocida. Con los demás de la posada se comporta de forma más o menos relajada. Esta actitud de Nako hacia Ohana irá empezando a remitir.
13. ¿Qué pasará con el escritor pervertido? Tras descubrirse la verdad, huirá y montará un numerito que casi le cuesta la vida. Para pagar las facturas, acabará trabajando en la posada.
14. ¿Cómo era el padre de Ohana?
15. ¿Quién fue el marido de Shijima, ya fallecido?
16. ¿Por qué entró Nako a trabajar en la posada Hissui? Porque quería cambiar, ya que de pequeña era una chica muy tímida y retraída. Pensó que si entraba a trabajar, su timidez inicial hacia otras personas iría desapareciendo.
17. ¿Afectará a Minko el ver cómo Tohru (supuestamente) salía con Yuina? Le afectó, pero sólo temporalmente. Al final, se resuelve el malentendido: Tohru fue allí a cubrir una baja, y fue a dar una vuelta con Yuina porque a esta le apeteció.
18. ¿Surgió o surgirá alguna rencilla entre ambas posadas? Por alguna razón, tengo esa sensación, pero no estoy seguro.

Si sabemos que en realidad te gusta comer merluzas gordas con Ren...

Y, para terminar, nuestro pequeño rincón donde voy anotando todos los detalles de los personajes, su evolución, aspectos sobre su personalidad que se van desvelando, etc.

Shijima (la abuela de Ohana)

(Cap. 3): Nos muestra un rostro más amable al decir todas esas cosas bonitas sobre la esperanza y las oportunidades.

(Cap. 5): Vemos que, en realidad, no es tan “arpía” como un puede pensar en un principio. Es severa y firme, pero no por ello tiene que ser una mala persona.

Nako

(Cap. 3): Vemos realizar un acto de valentía al ir a salvar a Jiroumaru. Su postura hacia Ohana se abrirá un poco, aceptando que se equivocó al no enseñarle bien las tareas de una empleada a Ohana.

(Cap. 4): Le cuenta a Ohana la razón por la que entró a trabajar en la posada. Juntas comenzarán a llamarse por apodos. Vemos a una Nako más abierta con Ohana.

Jiroumaru

(Cap. 3): Su pesimismo se verá borrado gracias a las reconfortantes palabras de Ohana. Promete trabaja en la posada para pagar sus deudas.

(Cap. 5): Se dispone a recabar información sobre la “misteriosa desaparición de Tohru”. Llegará a pensar que es mejor escritor para novelas detestivescas que para novelas eróticas.


Minko

(Cap. 4): Sigue como al principio, pero su relación con Ohana se resiente, al criticar Ohana a Tohru. Está cabreada.

(Cap. 5): La actitud que toma frente a la vuelta de Tohru es clara, ya que se alegra. Se comporta de una forma menos cruel con Ohana al final del capítulo, como “recompensa” por haber visto el esfuerzo que Ohana ha realizado para solucionarlo todo, aunque en realidad no hubiera nada que solucionar.

Ohana

(Cap. 4): No evoluciona como tal, pero comenzará a fraguarse en su interior un debate sobre lo que cree que puede sentir por Kou-chan. Su relación con Nako mejorará.

(Cap. 5): Vemos que es capaz de hacer lo que sea por tal de solucionar los problemas de los demás y, de paso, los suyos propios. Vuelve a mencionar a Kou y reflexiona brevemente sobre lo que siente por él.

Shijima nos deleita con uno de sus chistes sobre negros y homosexuales.

Publicado el mayo 24, 2011 en Análisis/Reseñas, Anime y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: