[Hanasaku Iroha] Capítulo 9: El día más largo de la posada Kissui


Con este noveno capítulo publicado, me pongo casi al día. Sé que llevo una semana de retraso (más o menos) pero espero que puedan comprenderme. Pues bien, dicho esto, sumerjámonos de nuevo en la posada Kissui. Y como detalle adicional, estos de P.A. Works no dejan de tomarme el pelo con los continuos cambios de la música del ending, así que ya ni siquiera puedo saber cuándo empieza definitivamente el segundo ending. Me mantendré a la espera.

El noveno capítulo cierra el arco argumental del capítulo anterior: todo un día comprimido en dos capítulos. En este capítulo, como de costumbre, resaltaré todo aquello que me pueda parecer relevante. En esta ocasión, destaco la actitud de Ohana en su empeño por encontrar a Tohru, los malentendidos entre Kou y Ohana y las preguntas que nuestra chica se hace sobre los chicos (vaya frasecita…).

En primer lugar, como ya habréis ido viendo, Ohana se ha esforzado muchísimo por encontrar a Tohru. Ya lo he dicho muchas veces, y lo seguiré repitiendo: el empeño, dedicación y ganas que le pone Ohana a muchas cosas es admirable, incluso envidiable. ¿Cuántos de vosotros harían todo eso? No muchos. Hace todo eso, se mete en más de un problema, se hace daño, se golpea, y todo para encontrarle, para pedirle que vuelva a la posada. Pero toda motivación tiene un límite: si esa motivación y esfuerzo (buscar a Tohru) no se ve reflejada positivamente en ningún sitio (no lo encuentra) las ganas y el empeño disminiyen notablemente, pudiendo incluso llegar a rendirse. Es en esos momentos cuando una persona requiere del apoyo y ánimos que una buena amistad tiene. Kou la llamará, pensando que van a verse y en su lugar acaba animando a Ohana para que se esfuerce y continue con lo que está haciendo. “Mientras hagas lo que tú creas que es lo mejor, podrá funcionar” dice Kou para animarla, y lo cierto es que lo consigue.

Ñam...

Y sí que lo consiguió, pues terminaría encontrando a Tohru. ¿Qué podemos decir? Que todo esfuerzo tiene su recompensa de una u otra manera y para Ohana fue una alegría encontrarle tras haber pasado tantos problemas, y se marcharán raudos a la posada.

Pero todo esto tiene una repercusión negativa en Kou, pues cree que Ohana ha pasado de él, y las señales son claras: pese a que él creyó haberle dicho que iría a visitarla, ella no se enteró, y cree que sigue en su casita, aunque está cerca de la posada Kissui. Para colmo, Kou puede pensar que Ohana puede tener algo con ese tal “Tohru” (puestos a especular…), así que se marchará algo abatido. Pero lo que estamos viendo no es un rechazo sentimental de Ohana por parte de Kou (aunque para Kou pueda parecerlo). Lo que estamos viendo es un malentendido con todas las de la ley. Es un recurso que suele utilizarse para dar mayor interés o dramatismo a esa parte de la trama. Por ahora no ha habido ningún rechazo, pero es posible que Kou pueda desarrollar un cierto resentimiento hacia Ohana, o hacer que su relación pueda empeorar un poco, pero aún es pronto para decir algo como eso.

Como detalle curioso, veremos a una Ohana que se pregunta “si es así cómo huele un chico”. Al montarse en la moto se pondrá el casco de Tohru, y podrá sentir ese olor (que nunca antes había sentido). Ohana físicamente está poco desarrollada y tiene la mentalidad algo infantil (a veces) pese a tener ya cierta edad. Por eso es lógico que una chica como ella se pregunte una cosa como esa. ¿A qué huelen los chicos? ¿Huelen todos igual? ¿Es desagradable? No entraremos en detalles sobre los “olores corporales” del sector masculino, pues podría derivar en bromitas pesadas, pero sí diré que lo que Ohana dice puede ser el comienzo del descubrimiento propio hacia toda su persona. Una chica que descubre por primera vez el olor de un joven, que tiene debates internos sobre los sentimientos que tiene hacia su amigo, que aprende a ser alguien mejor en base a enseñanzas y aprendizajes. En definitiva, Ohana representaría el paso de la chica joven a la un estrato más elevado, como puede ser el de una joven adulta, o una muchachita, haciéndose, en definitiva… una mujer.

Mejor me ahorro la situación mental que he creado de Tohru y Minko...

Finalmente, tras el regreso de Tohru y Ohana, todo irá a pedir de boca, y podrán atender perfectamente a todos los clientes. Con una buena sincronización y colaboración mutua, las cosas salen mejor. Trabajo en equipo dicen, ¿no? En un local tan dividido como una posada es necesario, sin embargo, que los diferentes trabajos o tareas estén entrelazadas de alguna manera, para poder realizar las tareas con mayor rapidez, eficacia y eficicencia. Y así lo hicieron.

El capítulo me ha dejado una impresión final global bastante buena, al solucionarse todos los problemas de la posada Kissui. No obstante, me surgen dudas y ciertas incertidumbres, al no saber qué pasará con Kou en futuros capítulos, o con la hija de la señora mayor que hablaba con Ohana (me supongo que será la “reportera infiltrada” de la que hablaban). Así que un par de dudas más y un buen sabor de boca, al saber, además, que Shijima se recuperó y recibió la calurosa acogida de los trabajadores de la posada.

En este capítulo aprendemos:

  • Que todo esfuerzo acabará teniendo su recompensa si no nos rendimos y seguimos, pese a las adversidades.
  • Que el trabajo en equipo es bueno, y que tenemos que cooperar todos juntos para conseguir un bien común.

Y dicho esto, vayamos con nuestra tanda de deliciosas preguntas (se nota que tengo hambre). En esta ocasión, sumamos un par de ellas. Veamos qué tal va la cosa:

1. ¿Por qué se lleva Satsuki tan mal con su madre?
2. ¿Qué sucederá con Kou y Ohana? Ohana parece no estar muy clara por los verdaderos sentimientos que siente hacia Kou. Ella misma se replantea sus sentimientos hacia Kou; ¿es o no es amor?
3. ¿Hay alguna razón por la cual Enishi y Satsuki chocaban un poco?
4. ¿Quién es esa despampanante mujer del coche rojo? Es Takako, una asesora de negocios, que viene una vez al mes a la posada a sugerir posibles cambios que puedan introducirse para revitalizarla.
5. ¿Por qué tiene tan mala fama Satsuki en la posada?
6. ¿Por qué Minko es tan fría con Ohana?
7. ¿Qué tipo de problema hubo entre la abuela de Ohana y su madre?
8. ¿Qué ha llevado a la abuela de Ohana a comportarse de esa forma tan fría y rancia? No creo que esa sea su personalidad real. Simplemente, es severa. Si fuese una rancia no creo que sonriese mucho.
9. ¿Podrá sobrellevar Ohana estudio y trabajo?
10. ¿Qué razones llevan a una niña de 16 años como Minko a vivir en una posada? Quiere convertirse en una buena cocinera, y por ello ha recurrido a entrar a trabajar en esa posada, pese al impedimento inicial de sus padres.
11. ¿Por qué Satsuki es una madre tan descuidada en algunos aspectos?
12. ¿Por qué Nako es tan sumamente nerviosa y se entrecorta constantemente? ¿Le pasa algo con Ohana? Debido a su “miedo” a mantener contacto con gente poco conocida. Con los demás de la posada se comporta de forma más o menos relajada. Esta actitud de Nako hacia Ohana irá empezando a remitir.
13. ¿Qué pasará con el escritor pervertido? Tras descubrirse la verdad, huirá y montará un numerito que casi le cuesta la vida. Para pagar las facturas, acabará trabajando en la posada.
14. ¿Cómo era el padre de Ohana?
15. ¿Quién fue el marido de Shijima, ya fallecido?
16. ¿Por qué entró Nako a trabajar en la posada Hissui? Porque quería cambiar, ya que de pequeña era una chica muy tímida y retraída. Pensó que si entraba a trabajar, su timidez inicial hacia otras personas iría desapareciendo.
17. ¿Afectará a Minko el ver cómo Tohru (supuestamente) salía con Yuina? Le afectó, pero sólo temporalmente. Al final, se resuelve el malentendido: Tohru fue allí a cubrir una baja, y fue a dar una vuelta con Yuina porque a esta le apeteció.
18. ¿Surgió o surgirá alguna rencilla entre ambas posadas? Por alguna razón, tengo esa sensación, pero no estoy seguro.
19. ¿Siente Tohru algo por Ohana? Por ahora son sólo suposiciones y pequeños detalles, pero no sabemos si llegará a más.
20. ¿Surgirán problemas económicos de algún tipo en la posada? Los suele haber, aunque no de forma muy acuciante. La falta de clientes en ocasiones es un poco desesperante.
21. ¿Qué sucederá con el ingreso de Shijima en el hospital? Nada realmente. Todo quedó en un susto. A su llegada de nuevo a la posada en el capítulo 9 todos le recibirán como si nada hubiese pasado.
22. ¿Qué hay dentro de la puerta tras la que mira Ohana? Simple y llanamente… una boda.
23. ¿Quién será el verdadero “infiltrado” en la posada que se encargará de evaluarla? Por ahora, parece que la supuesta chica que aparece al final del capítulo hablando con su madre, pero aún no hay nada seguro.
24. ¿Tendrán Kou y Ohana su encuentro de forma inminente? No. Al final Kou se irá, porque pensó que Ohana había pasado un poco de él. Lo que no sabe es que realmente no fue así; Ohana interpretó mal su mensaje y creyó que no iba a venir.
25. ¿Se enfriará la amistad entre Kou y Ohana?
26. ¿Quién será esa chica que decía estar “haciendo unos trabajo” en una de las habitaciones?
27. ¿Veremos de nuevo a la chica que llamó a Kou al final del capítulo?

En Hanasaku Iroha, hasta las viejas pellejas son adorables.

Y ahora, nuestro pequeño rincón donde apuntamos pequeños detalles de la personalidad de cada personaje, posible evolución, etc.

Shijima (la abuela de Ohana)

(Cap. 3): Nos muestra un rostro más amable al decir todas esas cosas bonitas sobre la esperanza y las oportunidades.

(Cap. 5): Vemos que, en realidad, no es tan “arpía” como un puede pensar en un principio. Es severa y firme, pero no por ello tiene que ser una mala persona.

(Cap. 8): Se preocupa muchísimo por el bienestar de los clientes. Ya son varios los detalles que se han ido mostrando antes, pero ahora mucho más.

Nako

(Cap. 3): Vemos realizar un acto de valentía al ir a salvar a Jiroumaru. Su postura hacia Ohana se abrirá un poco, aceptando que se equivocó al no enseñarle bien las tareas de una empleada a Ohana.

(Cap. 4): Le cuenta a Ohana la razón por la que entró a trabajar en la posada. Juntas comenzarán a llamarse por apodos. Vemos a una Nako más abierta con Ohana.

(Cap. 7): Ella y Ohana comenzarán a llamar a Tomoe, Tomoe nee-san, lo que demuestra un mayor grado de aprecio hacia ella. Su relación mejorará.

(Cap. 8): Su relación con Ohana se verá reforzada. El que Ohana le pidiese su ayuda hizo sentirse más orgullosa de sí misma, ya que ve que puede ser de ayuda.

Jiroumaru

(Cap. 3): Su pesimismo se verá borrado gracias a las reconfortantes palabras de Ohana. Promete trabaja en la posada para pagar sus deudas.

(Cap. 5): Se dispone a recabar información sobre la “misteriosa desaparición de Tohru”. Llegará a pensar que es mejor escritor para novelas detestivescas que para novelas eróticas.


Minko

(Cap. 4): Sigue como al principio, pero su relación con Ohana se resiente, al criticar Ohana a Tohru. Está cabreada.

(Cap. 5): La actitud que toma frente a la vuelta de Tohru es clara, ya que se alegra. Se comporta de una forma menos cruel con Ohana al final del capítulo, como “recompensa” por haber visto el esfuerzo que Ohana ha realizado para solucionarlo todo, aunque en realidad no hubiera nada que solucionar.

(Cap.6): Como siempre, pero ahora se plantea un dilema, en el cuál no sabe qué hacer, ya que cree que a Tohru le puede gustar Ohana.

(Cap. 8): Sigue con su particular cara de “seria que no me aguanto ni yo”, pero últimamente parece que sólo se enfada con Ohana si esta le menciona a Tohru.

Ohana

(Cap. 4): No evoluciona como tal, pero comenzará a fraguarse en su interior un debate sobre lo que cree que puede sentir por Kou-chan. Su relación con Nako mejorará.

(Cap. 5): Vemos que es capaz de hacer lo que sea por tal de solucionar los problemas de los demás y, de paso, los suyos propios. Vuelve a mencionar a Kou y reflexiona brevemente sobre lo que siente por él.

(Cap. 7): Ella y Nako comenzarán a llamar a Tomoe, Tomoe nee-san, lo que demuestra un mayor grado de aprecio hacia ella. Su relación mejorará.

(Cap. 8): Hace todo lo que hace para ayudar a la posada y a su abuela, que deposita su confianza en ella.

Enishi

(Cap. 6): Descubre, gracias a la ayuda de Ohana, que no siempre tiene que llevarse a cabo innovaciones que rompan con lo anterior y que, además, introducir algún elemento nuevo no tiene por qué ser beneficioso necesariamente.

(Cap. 8): Sigue ciegamente los consejos de Takako (al igual que antes) sin pararse a pensar en qué es lo que realmente quiere su madre.

Tomoe

(Cap 7): Aprende que el ser adulta no tiene por qué ser peor que la juventud. Todo tiene sus cosas buenas y malas. Por otro lado, descubrirá que la rutina puede romperse de una forma muy sencilla, y estas pequeñas rupturas temporales serán necesarias para mantenerse motivado.

Renji

(Cap 8): El pobre no trabaja muy bien bajo presión…

Kou-chan

(Cap. 9): Se le ve algo resentido y confuso por todo lo que ha pasado con Ohana.


Publicado el junio 10, 2011 en Análisis/Reseñas, Anime y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: