[Shuffle!] Capítulo 8: El dilema de las bragas


Adoro los culos peludos y las chicas agresivas. Son mi pasión y perdición.

Octavo capítulo de Shuffle! Ya sé que se emitió hace unos años, pero me pareció oportuno hacer un análisis más meticuloso de esta serie. Sin más dilación, veamos qué esconde este octavo capítulo de alumnas de institutos con faldas alocadas.

Este octavo capítulo se erige sobre la figura de Sia. Tras unos cuantos capítulo sin ser protagonista, le arrebatará el puesto a las demás. En esta ocasión, le pedirá una cita a Rin, porque tiene mucho interés en que su relación vaya avanzando y mejorando.

¿Feliz? Los cojones Kaede, LOS COJONES.

Gracias a este capítulo podremos averiguar un poco más sobre el pasado de Sia, y sobre algunos aspectos de su “personalidad”. Por un lado, sabremos que ella y su padre vinieron al mundo humano por un viaje de negocios, y esta se perdería en un autobús, donde Rin la encontraría. Por otro lado, como ya vemos, Sia es bastante crédula en cuanto a supersticiones se trata. Me cuesta creer que una chica piense que según las bragas que lleva, tenga más o menos suerte. Aunque teniendo en cuenta que vienen de un mundo donde existe la magia, tampoco es para darle mucha importancia.

Si ves esto desde ese ángulo, es que estás a punto de practicarles unas felaciones.

Otro aspecto que podría destacar es la pequeña “lección” que le enseñan a Sia sobre la planificación de tareas. Evidentemente, una mente ordenada suele ser ordenada en mucho de los aspectos de su vida. Para  hacer un trabajo hay que tener un esquema mental y elaborarlo de forma organizada. Para ordenar la compra hay que ser organizado, y también deben planearse otras cosas. ¿Pero qué pasa cuando planificas una cita hasta los más pequeños detalles? Que el que uno sólo salga mal puede bajarte los ánimos, ya que no todo es previsible. Si bien el plan de Sia era llevar a Rin a una serie de sitios que ella eligió de forma predeterminada, poner tanto orden en algo tan natural como una cita puede no ser recomendable. Hay que disfrutar de los pequeños momentos, y no es estrictamente necesario estar continuamente de un lado a otro para contentar a otro. Como Kareha, que a cualquier cosa que le dicen ya se pone a fantasear.

Si hay algo que me gusta particularmente de Shuffle es, que a pesar de no tener una trama definida en sus primeros capítulos, los detalles sobre la personalidad de cada uno, sus reacciones y pensamientos sí se dejan ver. Podría decirse que durante gran parte de la serie podremos ver un goteo continuo de datos que pueden sernos de interés, o utilidad, como el conocer el pasado de cada uno de los personajes, sus planes de cara al futuro, aspiraciones, etc. Podría ser también válido ver un anime de este tipo a las puertas del final, pero entonces no sabríamos cuáles son los verderos motivos y razones que llevan a los personajes a actuar como lo hacen. Por otro lado, hay una continuidad temporal, algo que agradezco bastante, porque ayuda a situar un anime en un período de tiempo determinado.

My, oh my, do you wanna say goodbye, to rule the kingdom baby tell me why?~

Por otro lado, comentaré la actitud de ciertos personajes: Kaede, Primula y Asa. Como ya vengo notando desde hace algún tiempo, por alguna razón creo que estos personajes pueden tomar un mayor peso argumental en futuros capítulos. Primula por lo reservada y misteriosa y Kaede y Asa por ser las aristas del triángulo amoroso entre Kaede – Rin – Asa. Por un lado, en este capítulo vimos que Kaede, pese a ser todo hermosas palabras y todo atención, en el fondo se molesta por ver a Rin salir con Sia. No obstante, esconde su mala cara y sigue como si nada. Menuda máscara. Por otro lado, Primula, con ese sempiterno rostro inexpresivo, parece ser capaz de ver más allá de la superficie de Kaede, y sabe que, pese a los buenos modos, está molesta y algo triste por todo eso. Asa, por otro lado, se alejará de Rin y Sia cuando los ve juntos en el tren, como si estuviese triste. Vete a saber qué haría allí…

Sexo en los pupitres bajo la sinestra luz de la luna.

Y poco más que comentar. Entre otros detalles, queda por saber qué ocurrirá en posteriores capítulos, y cuál fue ese misterioso sueño que tuvo Rin, donde se veía a una Kaede “pequeñita” visiblemente enfadada, bajo la lluvia. Y qué pasará con Sia y Rin. Al final del capítulo se dan la mano: ¿Lo hacen porque queda más bonito, porque lo sienten o por hacerle Rin un “favor” a Sia? De ser así, podríamos tener al discípulo que tomará el relevo del todoterreno Makoto Itou, de School Days.

Publicado el julio 24, 2011 en Análisis/Reseñas, Anime y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: